5 trucos para mejorar tu pronunciación y estudiar francés

Aprender francés, 4/10/2016

Es el idioma oficial en 32 países. Es la segunda lengua extranjera que se enseña en los colegios. Es el noveno idioma más hablado en todo el mundo. Se habla en todos los continentes y  medio centenar de países, aproximadamente, lo utilizan como lengua cotidiana.

Si a todo esto le sumas que quieres irte de aupair a Francia o trabajar en territorios franceses, en BCN Languages te dejamos 5 trucos para que termines de estudiar francés y lo mejores. ¡Seguro que son de gran ayuda!

Pero antes de todo, un pequeño paréntesis. Ya que lo primero que deberías hacer es cambiar el proceso de aprendizaje que utilizas para aprender un idioma diferente al materno. Hoy eres tú el que quiere estudiar francés pero, en el futuro, serán tus descendientes. ¿Sabías que es en edades tempranas cuando el cerebro es capaz de adaptarse a los fonemas que no forman parte del idioma materno? Te animo a que acostumbres a tus hijos a ver películas o a escuchar música en francés. Es el mejor método para adecuar el oído a los sonidos de otras lenguas.

Y dicho esto, veamos los 5 trucos para mejorar tu pronunciación y estudiar francés:

Repetición y corrección: olvídate de esos símbolos fonéticos que representan de manera visual la forma en la que se pronuncian las palabras. No memorices códigos. Escucha una palabra, grábate repitiéndola y corrígete escuchándola de nuevo.

Habla con personas francoparlantes o recibe clases particulares: si quieres aprender a pronunciar palabras en francés, es indispensable que hables con un nativo francés real para que te enseñe a pronunciar las palabras correctamente, ya sea con tu tutor en algún curso de francés o con un amigo. Así complementarás tu vocabulario y practicaras gramática. Además, no te olvides de ayudarte con la comunicación no verbal durante los primero pasos. Recuerda que los gestos y la expresión corporal ayudan al entendimiento de nuestro discurso.

Escribir en traductores en los que se pueda escuchar la pronunciación: es útil sobre todo para diferenciar aquellas palabras que suenan parecido pero tienen significados diferentes. El sonido que le damos a la lengua es importante porque evita que haya malentendidos, y más aún si son palabras difíciles de encontrar diferencias en su pronunciación. A la hora de comunicarse, el sonido de cada palabra cuenta.

Escuchar radio en francés: ayuda a tener una buena entonación y conseguir así un buen ritmo de la lengua. No solo necesitamos pronunciar bien para darle un significado u otro a las palabras, también transmitimos mensajes a través de la melodía que se escucha cuando las encadenas. Dependiendo de esta melodía también das un significado u otro a tu mensaje.

Recurrir a la música y cantar canciones francesas: sigue el tema palabra por palabra escribiéndote la letra en un papel. Nada mejor que repetir los sonidos y leer en voz alta para memorizar pronunciaciones. También puedes imitar las voces y la entonación para que tu oído se acostumbre a los nuevos sonidos.

Y si además de todo esto quieres profundizar más en la pronunciación del idioma, te invitamos a que vengas a BCN Languages y te apuntes a nuestras clases de conversación en francés. En estos espacios de conversación en Barcelona podrás aplicar todos los conocimientos adquiridos y conseguir mayor fluidez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo Configurar

ACEPTAR
Aviso de cookies